Clima de Portugal

Río Tajo (Tejo en portugués), visto desde Belém (Foto Flickr de e_walk)
Río Tajo (Tejo en portugués), visto desde Belém (Foto Flickr de e_walk)

El clima de Portugal varía considerablemente de una región a otra y está influenciada por la latitud y la proximidad al mar, que ofrece inviernos suaves, especialmente en el Algarve.

En la zona de Oporto y la región de Beiras, en particular el interior, más cerca de España, los inviernos son más fríos, aunque las temperaturas siguen siendo suaves en comparación con el resto de Europa.

Hay algunas nevadas en las montañas de la Serra da Estrela, donde encontramos el punto más alto en Portugal (1.991 m) y donde a veces se puede esquiar. Los veranos son cálidos y secos, especialmente en las zonas del interior (Trás-os-Montes en el nordeste de Portugal y Alentejo).

Las temperaturas son ligeramente inferiores en las zonas costeras, debido a la influencia del mar. A menudo los días son soleados en otoño, con buen tiempo a principios de noviembre que a menudo se denomina “Verano de San Martín” ya que este santo celebra su día el 11 de noviembre.

El clima de las Azores está influenciado por las islas y por la corriente del Golfo, las temperaturas son suaves durante todo el año. Los mismos factores también influyen en la temperatura del mar, que es muy agradable tanto en invierno como en verano y es ideal para los deportes náuticos durante todo el año.

Las subtropicales características del clima en el Archipiélago de Madeira se explica por su posición geográfica y relieve montañoso. El clima de Madeira es excepcionalmente suave, con temperaturas medias que oscilan entre 24ºC en verano y 19ºC en invierno.

La temperatura del mar es también muy agradable durante todo el año, gracias a la influencia de la corriente cálida del Golfo. Varía entre 18 º C en invierno y 22 º C en verano.